Texto verano 2015 – Raphaël Dôkô Triet

Mes chers amis

 

Queridos amigos / Queridas amigas :
Quiero dar las gracias a todos aquellos que nos han enviado su fuse para nuestro templo, Seikyuji. Resulta que buena parte de esos dones han sido sumas pequeñas. Lo que significa que son practicantes que, a pesar de tener pocos recursos, sin embargo, han respondido a nuestra solicitud de fuse, cada cual en función de sus posibilidades.

Me gustaría recordaros una historia:
Antes de comprar La Gendronniere, las sesiones se celebraban en lugares alquilados para la ocasión. En aquella época un rico banquero japonés, que deseaba invertir en Francia, se puso en contacto con el Maestro Deshimaru para financiar su misión. Sensei se negó tajantemente y nos confió:
«Este banquero es rico, pero no conozco sus intenciones. Por eso prefiero recibir el dinero puro de mis discípulos pobres para construir mi templo. »

De la misma manera, la pureza del gesto de cada uno de vosotros, pequeño o grande, me conmueve y me complace. En nombre de nuestra asociación, os doy las gracias desde el fondo del corazón. Estad seguros de que utilizaremos los dones de todos estos budas con la mayor atención, sin olvidar nunca su origen.

Sanpai

Raphaël Dôkô Triet